Nombre: MariCarmen del Barrio Mendoza

¿Cuánto tiempo llevas viviendo en Escocia?

Llevo casi tres años, pero la primera vez que vine fue hace ya más de cinco años para visitar a mi hermana y me enamoré de la ciudad.

¿En qué te gusta emplear tu tiempo libre?

Sobre todo viajar, pero como eso requiere tiempo y dinero, diría que me gusta ver cine, visitar exposiciones, escuchar música y probar las infinitas variedades de cerveza que hay en Escocia.

¿Qué hicistes antes de aterrizar en tierras escocesas? (Estudios, trabajos…)

Estudié la Licenciatura de Historia del Arte en Madrid. Luego me fuí a Manchester unos meses a aprender inglés y después estudié un Master de investigación y publicación de artículos de Arte Contemporáneo en Madrid. Trabajadora como guía y mediadora cultural en el Museo Reina Sofía de Madrid durante un año y profesora de Humanidades con niños.

Finalmente decidí venir a Edimburgo para estudiar turismo y retomar las visitas guiadas que siempre han sido mi pasión. Contar historias y el contacto con la gente hace que te mantengas vivo.  

Tu fuerte en los tours: las batallas, los personajes históricos, las leyendas, los niños, la política escocesa 

Creo que mi fuerte en los tours habría que preguntárselo al público, pero según lo que me han dicho, involucro bien a la gente en las historias de modo que nadie se siente ajeno a ellas sino participantes. De ese modo se disfruta y aprende más. Intento ser ágil, dinámica y divertida ya que “estamos de vacaciones”, aunque sin perder la rigurosidad histórica.

¿Puedes contarnos alguna anécdota divertida o diferente de alguno de tus tours?

Podría contar miles pero creo que lo más divertido ha sido cuando algún espontáneo escocés se une y comienza a hacer bromas porque, aunque rompan un poco el hilo de la historia, la gente se lleva un buen recuerdo del carácter afable escocés.

También diría que hacer tours con niños siempre lo hace diferente. Se quedan con todos los datos e historias y se muestran partícipes desde el principio hasta el final.

Si el fin del mundo llegara y la única parte a salvo que quedase fueran las montañas de las Highlands, ¿qué 3 cosas llevarías contigo? 

Me llevaría, sin duda, la cámara de fotos, el ensayo de “Apología del Ocio” de Robert Louis Stevenson y… ¡Un buen abrigo!

Si pudieras montarte en una máquina del tiempo, ¿a dónde viajarías, en qué momento y a quién te gustaría ver? 

Creo que me trasladaría al siglo XVIII, época de esplendor de la Ilustración escocesa, pero tendría tres condiciones: ser hombre, pertener a la clase noble y poder ver el drenaje del Lago Norte que bañaba lo que hoy ocupan los jardines de Princes Gardens. Impresionante todo lo que pudieron encontrar allí, aunque no fueran joyas…

¿Qué super poder te gustaría tener para poder utilizarlo en el trabajo de guía turística? 

Me gustaría ser un poco Mortadelo, en el sentido de tener un traje con el que poder  disfrazarme según la época a la que me estuviera refiriendo cada vez.

 

 

 

 

 

Comments are closed.