Home » Cultura y Curiosidades » El Puente donde se suicidan los perros

El Puente donde se suicidan los perros

Existe un lugar en Escocia donde los perros acuden a suicidarse. Desde hace 50 años, prácticamente cada cánido que pasea por este puente de aspecto siniestro, misteriosamente salta al vacío. No todos ellos mueren, pues la vegetación suele amortiguar la caída, pero curiosamente, los que sobreviven vuelven a intentarlo en el momento en el que ponen una pata de nuevo sobre el puente.

La comunidad científica debate los motivos que impulsan a estos perros a saltar al vacío, y ya son varias las teorías que intentan explicarlo. ¿Queréis descubrirlas con nosotros?

Overtoun, Wikipedia.org, dave souza

Overtoun, Wikipedia.org, dave souza

Overtoun House en Dunbarton

El puente de Overtoun se encuentra en la mansión del mismo nombre, en Durbaton. Nos situamos cerca de Glasgow, en la costa oeste de Escocia. La mansión fue mandada construir en 1859 por James Black, abogado retirado. Quería poder disponer de un lugar para descansar en el campo. El arquitecto encargado de llevar a cabo la obra, James Smith, falleció, siendo sus ayudantes quienes completaron la obra, para que en 1862, la familia Black pudiese ya entrar a vivir.

 

Puente desde el palacio de Overtoun, Geograph.org, Lairich Rig

Puente desde el palacio de Overtoun, Geograph.org, Lairich Rig

James murió en 1884, con lo que la mansión fue heredada por su hijo mayor, John, quién decidió comprar los terrenos adyacentes para ampliar la superficie de sus jardines.
Con esto, la finca queda dividida al incorporar un tramo del río Clyde. Para salvarlo, es necesario levantar el puente del que nos ocupamos, para lo que es llamado el arquitecto Henry Milner.

La familia continuó viviendo en la casa hasta 1931, en el que fue cedida al pueblo de Dunbarton. Desde entonces, ha servido como hospital, centro religioso y últimamente, como centro social para diversas actividades de la comunidad.

El fino velo

El fino velo sería la traducción del gaélico del término Overtoun. Aquellos que creen en elementos sobrenaturales lo interpretan como el lugar donde la barrera que separa nuestro mundo del de los muertos es tan pequeña, que seres del más allá pueden cruzarla. Esta teoría quedó para muchos confirmada después de los terribles hechos ocurridos en el puente en 1995.

Kevin Moy, de 32 años, casado y recientemente padre de un bebé, arrojó sin previo aviso a su hijo desde el puente, mientras paseaba por él con su mujer. La intervención de esta fue fundamental para evitar que el padre se lanzara también él mismo.

Su testimonio durante el juicio fue fundamental para comprender el motivo de su acción. Consideraba que su hijo era el anticristo, y que iba a infectar a toda la humanidad con un mortífero virus. Nada se pudo hacer por la vida del bebé, que falleció al día siguiente debido a las lesiones producidas por la caída.

Kevin había ya sido previamente diagnosticado y sufría frecuentes depresiones, con lo que quizás podamos achacar a esto su comportamiento y no a ningún elemento de otro mundo. Pero, ¿por qué precisamente eligió este puente y no ningún otro lugar?

El puente dónde se suicidan los perros.

Pero volvamos atrás en el tiempo. Concretamente hasta los años 50. Datan de esta década los primeros testimonios de dueños que afirman que sus perros, hasta entonces felices y con un comportamiento normal, inexplicablemente saltan al vacío, siempre por el mismo sitio y hacia el mismo lado (el derecho según se entra a la mansión).

Es imposible calcular el número de canes que han perdido la vida en este puente. Se han registrado, oficialmente 50 casos de muerte, pero hay investigadores que elevan la cifra hasta los 600.

Puente y Palacio de Overtoun

Puente y Palacio de Overtoun – geograph.org Lairich Rig

La explicaciones para este hecho son de lo más variadas y casi siempre con un trasfondo paranormal. Se piensa que los perros son especialmente sensibles a los fenómenos sobrenaturales, con lo que cualquier lugar con una carga mágica como este, se ve multiplicada para los sentidos de un can. Siendo este un antiguo hospital, los animales percibirían los tristes recuerdos que impregnan el lugar, y el sentimiento de tristeza sería tan fuerte que les haría buscar la muerte sin remedio. Esta teoría falla por dos lados. En primer lugar, porque si fuera así, los perros se suicidarían a la puerta de cada hospital. Por otra parte, no explicaría el por qué de que siempre salten en un lugar concreto.

Investigadores de la Sociedad Escocesa para la Investigación Psíquica (SSPR) realizaron una investigación para el diario “Herald Scotland”, tratando de hallar otra explicación. Tres sensitivos de la Sociedad, atravesaron el puente, y describieron lo que parecían ser espíritus de niños que animaban a saltar, así como el de una mujer con un chal gris que hacía lo propio desde un lugar concreto: el mismo hacia donde se lanzan los perros.

Esta otra teoría, si bien parece responder a todas las preguntas no encuentra solución a una cuestión fundamental, ¿por qué solo los perros?.

Misterio resuelto… o no

Para dar con una respuesta final que convenciera a todos, la Sociedad Escocesa Protectora de los Animales contrató al Dr. David Sands. Se procedió a una recogida de datos, que ayudara a encontrar una solución al enigma. Así, se supo que un porcentaje alto de los animales que saltaban eran perros de caza, con el hocico largo y por lo tanto buen olfato. Se llegó a la conclusión de que, situándonos a la altura de un perro, la vista es bastante reducida sobre el puente, con lo que inmediatamente se agudizan el resto de sentidos, especialmente el propio olfato. Además, los muros del puente son demasiado altos, con lo que no perciben que la altura que hay hasta el río.

 

Tenemos por lo tanto que los perros de mejor olfato, debido a una escasa visibilidad, acentúan aún más este sentido, y por alguna razón saltan del puente, buscando algo.

Parece evidente pues, que hay que encontrar ese “algo”.

En los años 20, se introdujo en la zona el visón americano, para su aprovechamiento comercial. Durante 30 años, su población creció, hasta alcanzar un nivel considerable en los años 50, época en la que comienzan los primeros casos de suicidio.

Pues bien, la orina de visón tiene un olor especialmente fuerte, que atrae a los perros, que sienten la necesidad de delimitar su territorio. Por esta razón, al no poder percibir la altura del puente, saltan hacia el río, esperando encontrar mucho más cercana la fuente de ese olor que tanto les llama la atención. Parece que el misterio estaba resuelto, pero queda una última cuestión: Si los visones viven en toda la ribera del río…, ¿por qué siempre saltan el el mismo lugar, a los brazos de la dama de gris?

Escocia es un país lleno de misterios y leyendas, si quieres conocer el porqué no dudes en disfutar de nuestro tour de Fanstamas y misterios.

Luis Alvarez

Luis Alvarez

Posts

No Comments

Be the first to start the conversation.

Leave a Reply

Text formatting is available via select HTML. <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*