Home » Cultura y Curiosidades » Lugares que han inspirado Harry Potter

Lugares que han inspirado Harry Potter

Es posible que todos hayamos pensado alguna vez que como la trama de Harry Potter se desarrolla cuasi totalmente en Inglaterra, este personaje haya nacido allí. No es del todo cierto. La verdad es que su creadora, JK Rowling, decidió darle vida a este personaje en tierras escocesas, como decíamos en nuestro anterior artículo, en el que hablábamos de la importancia de la literatura para la ciudad de Edimburgo. Es aquí, en Escocia, donde nace un personaje que ha influenciado a millones de personas, tanto niños como adultos. Niños que han ido creciendo con Harry y sus amigos a medida que iban leyendo los libros y viendo las películas. Aquí van alguno de los lugares que han inspirado Harry Potter:

1. Edimburgo

Para empezar, debemos dar gracias a que tenemos en Escocia ciudades mágicas como Edimburgo, ciudades que nos hacen soñar y desplazarnos a mundos mágicos según vamos recorriendo sus calles, perdiéndonos en sus callejones. Y es esto precisamente lo que le ocurrió a la autora de estos libros.

No sólo fueron las vistas de la ciudad, unas vistas que quitan la respiración, sino también sus costumbres y curiosidades y secretos que se esconden en Edimburgo.

Hablaremos de alguno de estos secretos y también de algunos de los emplazamientos en los que se inspiraron también los creadores de estas películas, parajes encantados que encontramos en Escocia y que ayudaron a dar vida a este espectacular mundo mágico que J.K. Rowling creó de su puño y letra.

Nuestra primera parada será, por supuesto, la ciudad de Edimburgo, donde J.K. Rowling pasó largas temporadas escribiendo una obra que, aunque cueste creerlo, no fue aceptada a la primera por la mayoría de editoriales, sino que fue una pequeña editorial inglesa la que decidió publicar este libro y que, posteriormente, se convertiría en uno de los mayores fenómenos de la historia de la literatura. Sentada en una de las mesas del Elephant House, J.K. Rowling empezó a inspirarse en lo que desde la ventana panorámica se veía: unas inmensas vistas de la ciudad, el cementerio de los Greyfriars y el George Heriot’s School.

Tumba de William McGonagall - wikimedia.org, Son of Groucho

Tumba de William McGonagall – wikimedia.org, Son of Groucho

Si nos damos un paseo por el cementerio y vamos prestando atención a alguna de las lápidas es posible que encontremos a algún que otro personaje salido de estas novelas. Encontraremos por ejemplo el nombre de la profesora de Gryffindor, Minerva McConnagall, que viene de la tumba del que sería considerado el peor poeta de la historia. Y lo mejor aún está por llegar: si nos adentrásemos aún más en este cementerio, podríamos llegar a ver dónde se encuentra enterrado el que no puede ser nombrado. No revelaremos dónde se encuentra exactamente para animar a todos sus seguidores (o enemigos) a que se adentren en este mundo de fantasía y encuentren a este personaje tan temido de estas novelas.

Muy cerca de este cementerio se encuentra el George Heriot’s School, uno de los colegios más prestigiosos de la ciudad, donde también suceden cosas espectaculares y que nos recordarán mucho a Hogwarts: el sistema de adjudicación de casas para los estudiantes. La idea de un colegio así en parte se la dio su hija pequeña, cuando le preguntó que por qué ella no podía ir a un colegio tan especial. La respuesta que le dio la escritora fue que es un colegio de magos y que como ella no lo era, no podía ir, pero que podía ver cómo los pequeños aprendices jugaban con sus uniformes en el patio. Lo cierto es que aquí tenemos otra referencia que aparecerá en los libros: en este colegio se divide a los niños por ramas de enseñanza, igual que pasa en Hogwarts. Además, cada “casa” tiene sus propios colores, que también veríamos en la escuela de magia y hechicería.

commons.wikimedia.org

J. K. Rowling – wikimedia.org, Daniel Ogren

Es curioso que sea en este colegio donde hay que hacer un examen de acceso para saber en qué rama encajamos mejor, acto que inspiró el Sombrero Seleccionador de las novelas que, además, tiene una segunda inspiración en la ceremonia de graduación de la Universidad de Edimburgo, en  la que el rector da a sus alumnos un golpecito en la cabeza con un sombrero histórico. Aquí los niños juegan en el patio, mientras que en Hogwarts los alumnos juegan en el enorme estadio de Quidditch. Algo simmilar podemos ver en agosto si nos subimos a la explanada del castillo de Edimburgo y que nos podemos imaginar a lo largo del resto del año. Durante el mes de agosto se montan en esta explanada unos enormes graderíos para que los asistentes al Military Tattoo Festival puedan contemplar los desfiles militares que allí se realizan. Fueron estas gradas las que inspiraron a JK Rowling a crear el inmenso estadio de Quidditch que encontramos en Hogwarts y donde se realizan los diferentes torneos de casas contra casas (imprescindible el derbie entre Slytherin y Gryffindor).  De hecho, justo antes de la publicación del sexto libro (Harry Potter y el príncipe mestizo), el castillo de Edimburgo se vistió de Hogwarts y aceptó a 70 niños que se encontraron con J.K. Rowling, quien les entregó ejemplares firmados de este libro y con los que se celebraron hasta banquetes…¡toda una fiesta!

Pero aún nos falta algo: todo mago necesita una serie de materiales con los que realizar sus encantamientos y hechizos: escobas, lechuzas, libros, calderos, etc. y el mejor sitio para encontrarlo es el Callejón Diagon… o Victoria Street. Una de las calles más encantadoras y pintorescas de la ciudad y repleta de una gran cantidad de tiendas de todo tipo en la que podemos encontrar casi cualquier cosa. ¿Por qué no buscar allí nuestras varitas mágicas?

Harry Potter nació innegablemente en Edimburgo, pero siguió creciendo y creciendo hasta llegar a la gran pantalla. Y los impresionantes paisajes escoceses no podían faltar en estas películas.

2. Alnwick, Inglaterra

Sí que es cierto que tenemos un escenario inglés que aparece en la primera película de Harry Potter (Harry Potter y la piedra filosofal), que es el castillo de Alnwick, en el norte de Inglaterra. Aquí podemos ver dónde tuvo lugar la primera lección de escoba de Harry, además de poder disfrutar nosotros mismos de estas clases y revivir los momentos inolvidables que tienen que ver con estas obras. El castilo se visita en nuestro tour sobre Harry Potter.

en.wikipedia.org

Castillo de Alnwick – wikipedia.org, Phil Thomas

3. Viaducto de Glenfinnan

Glenfinnan - geograph.org.uk, Mike Searle

Glenfinnan – geograph.org.uk, Mike Searle

La segunda entrega de Harry Potter, Harry Potter y la cámara secreta, triunfa con dos de los lugares más emblemáticos de Escocia. Los más fans recordaremos siempre la mítica escena en la que Harry y su amigo Ron persiguen la locomotora del Hogwarts Express conduciendo un Ford Anglia volador, sobre todo cuando van esquivando los diferentes arcos del puente por el que pasan las vías del ferrocarril. Si fuésemos hacia la isla de Skye, pasaríamos por el viaducto de Glenfinnan, donde podríamos volver a revivir esta mítica escena que, sin duda, es una de las más representativas tanto de los libros como de las películas. El valle de Glenfinnan se recorre en nuestro Tour de 8 días.

También encontramos emplazamientos de esta entrega si nos bajamos algo más al sur de Alnwick encontramos la catedral de Durham, donde también se rodaron diferentes escenas del castillo de Hogwarts.

4. ClaChaig Gully

Si quisiéramos ir a tomar una taza de té a casa de Hagrid, el guardián del castillo, podríamos hacerlo. Únicamente tendríamos que desplazarnos hasta ClaChaig Gully, donde podríamos ver esta casa donde, quién sabe, a lo mejor podemos encontrar los famosos huevos de dragón y diferentes ejemplares de raras criaturas del bosque prohibido. Incluso puede que encontremos un hipogrifo, como el que aparece en Harry Potter y el prisionero de Azkaban, todo es cuestión de ir buscando la magia.

5. Glen Nevis

geograph.com.uk

Tren Harry Potter – geograph.org.uk, Ian Taylor

¿Y si quisiéramos participar en el Torneo de los Tres Magos? Habría que ser estudiante de magia para ello, pero sí podríamos ir a ver dónde realizaron este torneo los personajes de Harry Potter y el cáliz de fuego: podemos ir a ver dónde Harry lucha contra el dragón si nos vamos hasta Glen Nevis, en Glen Coe… ¡esperemos no darnos ningún susto con una de estas temibles fieras! Y tal vez querríamos sumergirnos en el Lago Negro, que se encuentra en las inmediaciones de Hogwarts… el Loch Shiel nos permitiría contemplar este maravilloso lago lleno de misterios y extrañas criaturas donde Harry Potter tiene que sumergirse para pasar otra de las pruebas del Torneo de los Tres Magos.

Como podemos ver, Escocia es un país mágico, con un sinfín de lugares donde podemos disfrutar de estos sitios encantados, donde uno de los héroes de muchas generaciones, de niños y no tan niños, ha ido viviendo muchas de las aventuras que nos han marcado a todos en algún momento.

Pero, ¿y si nos fuéramos a Inglaterra, no sólo al norte, donde podríamos ver el castillo de Alnwick, sino algo  más al sur, a la capital británica? ¡Marchémonos a Londres!

6. Londres

Es en Londres donde podemos revivir la mayor parte de la magia de Harry Potter. Recordaremos que Harry vivía en el número 4 de Privet Drive, ¿verdad? Pues si alguno quisiera ver cómo es la casa puede acercarse a la población de Berkshire, muy cerca de Londres, al número 12 de Picket Post Close, donde podremos ver esta mítica casa donde Harry pasó los peores momentos con su familia muggle antes de que le llegaran las cartas al pequeño cuarto bajo la escalera.

Ya en Londres, podemos acercarnos al London Zoo, a ver si tenemos suerte y alguna serpiente nos habla en el terrario. Es aquí donde Harry tiene su primer contacto con la lengua parsel, la lengua que le permite hablar con las serpientes… y con su peor enemigo, Lord Voldermort.

Una vez que hemos recibido nuestra carta de admisión en la escuela de Hogwarts, tenemos que llegar hasta allí… y sólo podremos hacerlo montando en el Hogwarts Express que tiene su salida en el andén 9 y 3/4, que sale desde la estación de Kings Cross. Allí podemos encontrar un cartel que nos indica dónde se encuentra este peculiar andén… pero cuidado, sólo los futuros magos podrán atravesar la puerta mágica que nos lleva hasta él, así que si no nos ha llegado la carta, será mejor que lo veamos desde fuera y no nos lancemos contra el muro.

Otro de los sitios que podemos visitar en la ciudad de Londres es el cuartel general de la Orden del Fénix, Grimmauld Place, en la antigua casa de los Black, situada en Claremont Square. Y no debemos olvidar el mítico puente que los seguidores de Lord Voldemort deciden destrozar para intentar acabar con el mundo muggle: el Millennium Bridge. Pero no nos preocupemos: el puente sigue intacto y siempre contamos con la ayuda de Harry y sus amigos para garantizarnos que cruzarlo es lo más seguro del mundo, además de que podremos disfrutar de unas preciosas vistas de la ciudad al pasar por encima del Támesis.

Y para finalizar, si no hemos tenido suficientes emociones con todos estos parajes tan extraordinarios y tan cargados de hechizos, siempre podemos ir a ver los estudios donde se rodaron las películas: Leavesden Studios. Allí podremos encontrar los diferentes escenarios de los emplazamientos mágicos, las varitas, vestidos, joyas, giratiempos, recordadoras… todos los elementos y materiales que fueron utilizados durante la grabación de las películas, un buen emplazamiento para terminar de empaparnos de toda la magia de Harry Potter. Pero, ¡ojo! luego tendremos que enfrentarnos al mundo muggle… ¿estaremos listos para ello? Descubrámoslo y adentrémonos en este mundo mágico, nunca sabemos si por el camino no nos encontraremos con alguna lechuza que lleve una bonita carta de admisión en el pico con nuestro nombre…

barbaram

Posts

No Comments

Be the first to start the conversation.

Leave a Reply

Text formatting is available via select HTML. <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*