Home » Escocia » Lugares Románticos en Escocia

Lugares Románticos en Escocia

Qué mejor elección para pasar un fin de semana romántico que Escocia. Un país que cuenta con algunos de los paisajes más espectaculares que jamás hayan visto, ciudades históricas y una gran variedad de magníficos monumentos y museos que visitar. Qué mejor plan que dar un paseo por las antiguas y empedradas calles de Edimburgo y aprender sobre su fascinante pasado en una ruta a pie  por la ciudad; tomar una embarcación para navegar por las tranquilas aguas del Lago Lomond y descubrir el paisaje de cuento de hadas del Lago Katrine en un tour de un día por el parque natural de las Trossachs día o si se trata de una pareja aventurera y deportista por qué no ponerse las botas de montaña y subir hasta el pico de la cumbre más alta del Reino Unido, el Ben Nevis. Las vistas que podrán apreciar desde lo alto tras el esfuerzo de subir, desde luego que merecerán la pena.

Ahora que nos encontramos a pocos días de la celebración de San Valentín, ¿se han preguntado de dónde viene esta tradición? Sus orígenes, lugares románticos en Escocia y cómo se celebra hoy día será lo que nos ocupe la atención en los siguientes renglones.

El Origen de San Valentín

San Valentín - flickr.com, cafecesura.com

San Valentín – flickr.com, cafecesura.com

Lo primero que tendríamos que mencionar es el origen de la figura que da nombre a esta celebración, como casi todas en la tradición cristiana, es evidentemente un santo. Poco se conoce sobre el hombre, o mejor dicho, hombres que se esconden tras esta figura. Lo que sí se conoce un poco más es que tres personas en tiempos de los romanos llevaban este nombre y que fueron canonizados más adelante. Dos de ellos residentes en la Italia romana durante el siglo III d.C. El primero de ellos, en el que se basa prácticamente toda la historia que conocemos, era médico de profesión y se dedicaba a casar soldados en secreto, pues se consideraba incompatible con la carrera militar. Por este motivo fue martirizado por el emperador Claudio. El segundo de ellos, Valentín de Terni, fue obispo de esta localidad, donde se celebra el 14 de Febrero como su fiesta, y de aquí es de donde hemos adoptado la costumbre de celebrarlo en este día. El tercero de los San Valentín conocidos era originario del norte de África.

Al parecer, el nombre de Valentín no empezó a tomar importancia como santo hasta el año 496, cuando el Papa Gelasio I celebró el día de la muerte del Santo, 14 de Febrero, como parte de la Fiesta de las Lupercales. Las historias de los tres Valentín se fueron mezclando hasta fundirse en una sóla y la mitología que se creó en torno a su figura acabó derivando en su estatus actual de “el patrón de los enamorados”.

Sea como fuere, lo que está claro es que hoy en día, se celebre o no, casi todo el mundo conoce esta tan famosa tradición de celebrar el día de San Valentín, al menos en Europa y América. Los responsables de difundir esta tradición a lo largo del mundo fueron nuestros amigos los anglosajones, que durante todo el siglo XX exprimieron esa idea que concebimos hoy del 14 de Febrero como “el día de los enamorados”, como un día especial en que se muestra especial cariño a la pareja.

Tarjeta antigua de San Valentín – wikipedia.org Chordboard

Esta forma moderna de concebir una celebración ancestral se fue incorporando poco a poco a causa de almibarados poetas que contaban, entre otras muchas cosas, cómo San Valentín, antes de ser martirizado, dejó una nota a la hija de su carcelero donde se leía su firma: “Tu Valentín”, a modo de despedida. La primera vez que le imprimieron connotaciones románticas fue durante la Alta Edad Media dentro del círculo de Geoffrey Chaucer, cuando comenzaba a florecer la tradición del amor cortés, y fue creciendo a lo largo de los siglos hasta que en el siglo XVIII en Inglaterra ya implicaba una ocasión especial en que los enamorados expresaban su amor al otro en forma de flores, dulces o cartas de amor (“greeting cards”). Hoy en día son más habituales las tarjetas con forma de corazón, palomas o la figura de un pequeño Cupido alado, Dios del amor.

Tristemente desde el siglo XIX se fueron desechando las cartas escritas a mano por la adquisición de una de estas tarjetas producidas en serie pero con un diseño más colorido y llamativo. Según se cuenta, en España, esta tradición se introdujo hacia los años 70 y fue producto de una campaña de marketing de grandes almacenes, concretamente de Galerías Preciados, para superar la caída financiera que siempre suponía “la cuesta de Enero”.

Bombones en San Valentín - wikimedia.org, Dwight Burdette

Bombones en San Valentín – wikipedia.org Dwight Burdette

Celebración de San Valentín en Escocia

El día de San Valentín en Escocia se siente como un día de gala, un día realmente festivo. El 14 de Febrero, miles de personas, jóvenes y no tan jóvenes, revisan su correo electrónico y su buzón para ver si les han enviado una “Greeting Card”, una de esas famosas cartas de San Valentín donde agradecen todo el amor recibido por parte de esa persona.

Lo más curioso de esto es que en Escocia es tan importante el día de San Valentín porque se cree que los restos de este santo descansan en una de las ciudades más importantes del país: Glasgow. El lugar que los custodia es la “Iglesia del Bienaventurado San Juan Duns Scoto” y la historia de su llegada se remonta al año 1868 en que una familia pudiente de Francia hizo una donación a una pequeña iglesia franciscana. Lo que cuentan los testimonios es que trajeron una pequeña caja de madera donde se leía “Corpus Valentini Martyris” y allí permaneció casi oculto durante un siglo hasta que en 1999 se trasladó a la iglesia de San Juan Duns Scoto donde se le dio un lugar de honor justo en la entrada del templo. Cada año durante la celebración de San Valentín se decora con flores mientras los frailes pronuncian oraciones para los enamorados. A causa de este hecho, hoy en día muchos conocen la ciudad de Glasgow con el nombre de “la Ciudad del Amor”.

Restos de San Valentín en Glasgow – atlasobscura.com

Aparte de Glasgow, Escocia tiene muchos otros lugares conocidos por ser algunos de los más románticos del mundo, como por ejemplo el pequeño pero muy conocido pueblo de Gretna Green, que hoy día tiene su reputación por ser un lugar muy señero para celebrar bodas, ya que acoge más de 5000 cada año. Este lugar es además el primer pueblo escocés al pasar la frontera de Inglaterra con dirección hacia Glasgow.
Parece que esta tradición hunde sus raíces en el año 1754 cuando a causa de un tratado acatado por el Conde de Hardwicke se decidió que si un pariente mayor de 21 años se oponía a la boda de un menor, esta no se llevaría a cabo. Algo que sólo se aplicó en Inglaterra porque en Escocia podían contraer matrimonio desde los 14 años los chicos y desde los 12 las chicas, con o sin consentimiento paterno. Hoy en día este número a aumentado hasta los 16 años para ambos géneros, pero continúan pudiendo llevarse a cabo sin consentimiento de los padres.

Gretna Green Old Smithy.

Gretna Green Old Smithy – flickr.com Math

 Al situarse esta villa tan cerca de la frontera con Inglaterra y ser bastante fácil de alcanzar se convirtió en la primera opción para las jóvenes parejas inglesas de enamorados que no tenían el permiso de sus padres. El lugar escogido fue una pequeña tienda de herreros y forjadores que poco a poco fue ganando fama y en 1887 se convirtió en una atracción turística pública.

Castillo de Stobo – wikipedia.org Rosser1954

Pero esta pequeña herrería no es el lugar exclusivo que eligen los escoceses para casarse, porque los castillos también son un lugar muy atractivo para muchas parejas alrededor del mundo, además de muchas celebridades como Madonna que se casó en el Castillo de Stobo.

Pero más allá de celebraciones tan especiales, un día “normal” de San Valentín en Escocia lo que se hace es dar en mano o enviar tarjetas a sus seres queridos con mensajes especiales, aunque en ocasiones se envían de forma anónima y se debe adivinar la identidad del remitente. Muchas de ellas están diseñadas con corazones rojos o cualquier tipo de símbolo especial de San Valentín, como pequeños querubines alados con arco y flecha, simbolizando el amor y confianza depositados en esa persona.

La locura y pasión que se demuestra en este día se puede apreciar en los escaparates de pequeñas tiendas y grandes almacenes muy poco después del fin de la Navidad, ya que es la siguiente gran fiesta, después del día de Robert Burns que tiene lugar el 25 de Enero. En ellos se pueden ver tarjetas, regalos y ofertas especiales para hoteles y restaurantes. Así que por qué no venir a conocer este país en una fecha tan especial, seguro que planes no les faltarán.

 

MariCarmen del Barrio

MariCarmen del Barrio

Posts

No Comments

Be the first to start the conversation.

Leave a Reply

Text formatting is available via select HTML. <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*