Home » Cultura y Curiosidades » 25 cosas que nunca sabrías sobre Edimburgo a menos que vivieras aquí

25 cosas que nunca sabrías sobre Edimburgo a menos que vivieras aquí

Siguiendo diversas ideas de muchos de los habitantes de la ciudad, estas son las curiosidades que jamás podría uno saber a menos que viviera en Edimburgo una temporada de al menos 6 meses, lanzamos este post en español original de Morgan Cranch, para que llegue a más público y poniéndole un “toquecillo” de perspectiva foránea. Vamos con la lista de las 25 cosas que nunca sabrías sobre Edimburgo a menos que vivieras aquí.

1. Que nadie entre en pánico a las 13h, si oye un cañón disparar

Todos los días desde 1861 a las 13h en punto (menos los Domingos, el Viernes Santo y el día de Navidad) se lanza un cañonazo desde el Castillo de Edimburgo y, si eres de la ciudad o vives aquí, sincronizarás tu reloj. Pero si eres turista, simplemente disfrutaremos viendo una cara chistosa a mitad de camino entre susto y sorpresa tras el sobresalto.

Cuando la gente se entera de la historia del cañonazo se sorprenden pensando en que casi cada día a la misma hora se escuche un estrepitoso disparo y que luego todo el mundo siga con sus vidas como si nada. En realidad, tenemos que decir que nadie pegará un salto a esa hora si está en Edimburgo porque sólo se oye si estás en el Castillo o en su explanada.

Cañon de la Una en Punto, Wikipedia.org Jcfrye

Cañon de la Una en Punto. wikipedia.org Jcfrye

Si quieres conocer más sobre el Castillo de Edimburgo, te recomendanos el Tour en español por el Castillo de Edimburgo.

2. Con las patatas fritas nunca faltará sal y salsa (de vinagre)

El aderezo que nunca falta a unas patatas fritas en Edimburgo es lo que ellos llaman el “Salt ´n´sauce”. Es algo que, en un primer momento, a nadie sorprende ya que las patatas son famosas por ir acompañadas, por supuesto, de sal y salsas como kétchup o mayonesa, pero, y si les decimos, que la salsa más deseada entre nuestros amigos edimburgueses es una compuesta por una mezcla de vinagre y su famosa salsa marrón (“brown sauce”: hecha de tomates, melaza, dátiles, tamarindo, especias, vinagre, pasas, etc.).

Así que si quieren pasar desapercibidos lo mejor será pedir sus patatas directamente con sal y vinagre, aunque no se preocupen si piden sal y kétchup porque les será procurado sin problema, eso sí, tendrán que pagar 25 céntimos extra por cada mini bolsita de kétchup o mayonesa que vayan a tomar. Enjoy your meal!

Patatas con sal y ketchup.

Patatas con sal y ketchup. traightupfood.com

 

3. El Cielo de Edimburgo inspiró a los creadores de “El Mago de Oz”

George Gibson fue a Estados Unidos como muchos otros en aquella época, en busca del “sueño americano”, y tuvo la suerte de poder trabajar en los estudios Metro Goldwyn Mayer. Por supuesto, este señor tenía orígenes escoceses, concretamente nació en la capital, Edimburgo y, tras conseguir su trabajo en los estudios más conocidos de Hollywood en aquella época, hizo los decorados para películas tan gloriosas como “El Mago de Oz”, de ahí que muchos paisajes de la película recuerden a los nublados, sublimes e impredecibles cielos escoceses.

4. No pronunciarás la palabra “T…” en vano

En realidad con esto se refieren a “Tram” (tranvía), que ha dado quebraderos de cabeza desde los comienzos de su construcción. Pero no nos pensemos que los planes comenzaron hace un año o dos, porque ya en 1871 la ciudad de Edimburgo contaba con un sistema de carriles para comunicar las diferentes zonas urbanas, y éste duró hasta que en 1956 decidieran que el servicio podía ser retirado y abastecerse únicamente con los autobuses locales y trenes interurbanos. En 1990 se hicieron nuevas propuestas para comenzar un sistema de comunicación por tranvías y en 2006, finalmente, fueron aprobadas por el Parlamento escocés, momento en que comenzaron las construcciones y lo cual supone 8 AÑOS DE CONTINUAS OBRAS EN LAS CALLES Y CARRETERAS DE EDIMBURGO.

Dicen que, para cualquier otra persona del mundo la palabra “tranvía” es mero sinónimo de un silencioso medio de transporte, pero para la mayoría de ciudadanos de Edimburgo resulta una palabra tabú que desencadena malas caras por los recuerdos de infernales atascos, obras en las calles que estorban y afean el precioso marco histórico de la ciudad y, sobre todo, un gasto desorbitado de dinero público. Ya veremos si la cosa cambia cuando comiencen a funcionar en Mayo de este mismo año…

Obras en las calles de Edimburgo por el tranvía - geograph.org.uk, M J Richardson

Obras en las calles de Edimburgo por el tranvía – geograph.org.uk M.J. Richardson

5. El Problema del “Fringe” Festival

El Fringe es uno de los festivales que más gente mueve a nivel mundial y la población de Edimburgo se triplica durante el mes de Agosto, momento en que tiene lugar este masivo festival de la cultura, las artes, las ciencias, la música, etc. Desde luego que suena atractivo y por ello cada año tiene mayor fama, pero si vives en esta ciudad no puedes evitar tener una relación de amor-odio con el festival. Amor, por el contacto con las artes y el espectáculo y porque supone uno de los motores económicos de la ciudad durante el verano. Odio, por muchas otras razones: rezagados turistas obstruyendo las calles mientras uno intenta llegar al trabajo y los millones de impacientes jóvenes que encuentran su trabajo de verano a media jornada repartiendo o, mejor dicho, incrustando “flyers” en la cara de los viandantes.

Muchedumbre durante el festival del Fringe - geograph.org.uk, Derek Harper

Muchedumbre durante el festival del Fringe – geograph.org.uk Derek Harper

Si quieres saber más del Fringe, sigue este enlace.

6. Se puede escupir en la calle (siempre que se haga en el lugar adecuado)

A más de uno nos ha sorprendido ver a los educadísimos británicos gargajear sin misericordia en una de las calles más céntricas de la ciudad, muy cerca de la iglesia de St. Giles. Todo tiene una explicación y unos orígenes históricos, y lo que comenzó siendo un ajuste algo deshonesto por la rabia de tener que pagar las tasas públicas que imponía el ayuntamiento de la ciudad, se ha acabado convirtiendo en una costumbre entre los ciudadanos, dada su supuesta invocación a la tan ansiada fortuna.

El corazón de Midlothian - wikimedia.org, Frank Winkelmann

El corazón de Midlothian – wikimedia.org Frank Winkelmann

7. Se puede escapar de la urbe cogiendo “el 44”

Tan solo hay que tomar el autobús número 44 que se coge en el mismo centro de la ciudad y, en menos de 30 minutos, se encuentra uno en plena naturaleza. La población de Balerno, que se encuentra en la misma región que Edimburgo (Lothians) es una preciosa villa histórica rodeada por las Pentland Hills.

Balerno

Balerno – geograph.org.uk Stevie Wallace

8. Se la conoce como “Auld Reekie” (Vieja Apestosa) por algo

Cuando uno regresa a la ciudad tras un apacible fin de semana en una pequeña villa de costa escocesa, se da cuenta que está llegando a casa por ese inconfundible olor, mezcla de levadura de cerveza y cebada. Edimburgo alberga dos grandes fábricas de cerveza y una destilería de whisky, y esta particular fragancia se puede notar desde las afueras de la ciudad.

La ciudad de Edimburgo durante el siglo XIX - flickr.com, Cornell University Library

La ciudad de Edimburgo durante el siglo XIX – Cornell University Library

9. La Costa de Edimburgo

Muchos turistas piensan que Edimburgo se extiende unos pocos kilómetros cuadrados alrededor del Castillo y que ya no hay más que ver, pero no es así. Además de que tiene una preciosa “Ciudad Nueva” que visitar, también puede uno subirse a un autobús urbano y “plantarse” en la playa en menos de 10 minutos. La playa de Portobello (un nombre muy escocés…) se extiende grandiosamente, con su bonito margen de arena fina y blanca, a lo largo del Firth of Forth. No hablamos, por supuesto, de una playa caribeña con sus plataneros y palmeras elevándose casi hasta el cielo, pero cuando tenemos una de estas rarísimas olas de calor, la playa se llena de gente: británicos con la piel del tono rojizo que tanto les caracteriza tomando el sol, jóvenes y niños jugando con cometas e incluso bañándose, mucha gente caminando por el paseo marítimo, variedad de bares y cafés para relajarse y observar el mar, etc. Por lo menos un par de semanas al año se puede disfrutar.

Playa de Portobello - geograph.org.uk, M J Richardson

Playa de Portobello – geograph.org.uk M.J. Richardson

10. Alguna gente toma Harry Potter demasiado en serio

Podría uno estar tan tranquilamente pasando la tarde con amigos en un día soleado en el parque de los Meadows y, de repente, encontrarse con un grupo de gente algo excéntrica jugando al famoso “Quidditch“. Efectivamente, estamos hablando del famoso juego que inventó la escritora inglesa J.K. Rowling, autora de Harry Potter, donde los perticipantes literalmente montan palos de escoba como si fueran lindos corceles. Seguramente se encontrarán más de un cartel en todos aquellos locales por los que esta santa señora pasó, menos en una tienda llamada “Cadies and Wichtery” en que tienen un cartel en la entrada especificando: “J.K:Rowling nunca entró aquí”.

Quidditch en Edimburgo - wikimedia.org, Anton Bielousov

Quidditch en Edimburgo – wikimedia.org Anton Bielousov

11. Olvidémonos del sol cuando el “Haar” acecha

Seguro que más de uno recordará sus primeros días en Edimburgo, preparados para lo peor: nieve, niebla, vendavales, lluvias torrenciales, etc., y de repente, se asoma uno a la ventana por la mañana y resulta que ¡hace sol! Muy confiados, publicamos en toda red social que en Edimburgo también hace sol y que hoy mismo hace un día estupendo. Es en ese momento que, un bondadoso amigo escocés, te responde diciendo: “Hurry up, pal! It won´t last long…” (“Date prisa, colega. No durará mucho”). Con ello se refieren a esos maravillosos días despejados en los que, a la que te despistas 20 minutos, se han convertido en la neblina más turbia que jamás se haya visto. Esta niebla recibe el nombre de “Haar” en la ciudad y es capaz de envolverla en menos de una hora. La palabra “Haar” es exclusiva del dialecto escocés y se refiere a la fría bruma marítima que emerge y se expande desde el Forth y que, normalmente, necesita casi un día entero para evaporarse.

Castillo de Edimburgo escondido tras el 'haar' - wikimedia.org, Ad Meskens

Castillo de Edimburgo escondido tras el ‘haar’ – wikimedia.org Ad Meskens

12. Mucha gente se toma las representaciones históricas muy en serio

Que nadie se sorprenda si se encuentra en pleno día con gente disfrazada con coraza a modo de guerrero, con sus escudos y espadas en medio de Bruntsfield Links o el parque de los Meadows. Este es un país libre y el modo en que los escoceses pasen su tiempo, también libre, es asunto única y exclusivamente de ellos.

Joven William Wallace - wikimedia.org, DamianPendleton

Joven William Wallace – wikimedia.org DamianPendleton

14. Se puede visitar a “Marshmallow Lady”

El “Marshmallow” es un dulce hecho de azúcar y/o jarabe de maíz, agua y gelatina, dando como resultado una textura muy esponjosa y que se moldea en pequeñas piezas de formas cilíndricas. Estos dulces son muy famosos en Escocia pero, a cualquier persona que le digas que vas a pasar el sábado degustando estos maravillosos manjares, probablemente te mire raro, a no ser que provenga de Edimburgo. Cada sábado, la “dama de los Marshmallow” se acerca a una de las plazas más céntricas de la ciudad, Grassmarket, para intercambiar sus monedas por cosas que probablemente no necesite ni debiera comer. Excepto, por supuesto, por marshmallows.

Dulces Marshmallows - flickr.com, John Morgan

Dulces Marshmallows – fllickr.com John Morgan

15. Los fuegos artificiales no son exclusivos de la “Bonfire Night” o “Noche de la Hoguera”

Para el que no le suene, la Bonfire Night es una celebración anual dedicada a las hogueras y fuegos artificiales, una especie de Fallas en pequeño, que se celebra en Gran Bretaña, en Irlanda del Norte, en la República de Irlanda y en zonas de Australia. En Escocia e Inglaterra es un acto conmemorativo que celebra el fracaso de las acciones de Guy Fawkes del 5 de Noviembre de 1605, día en que fue arrestado por la conspiración de colocar explosivos bajo la Camara de los Lores. Pero, en realidad, esta es una historia a parte, porque los fuegos que de verdad no hay que perderse en esta ciudad son los que se lanzan cada noche en Agosto tras la finalización del Military Tattoo y, sobre todo, los que se celebran la noche del cierre del festival de Edimburgo, acompañados de música y los juegos pirotécnicos de la última noche del año para la celebración del Hogmanay. Siempre acogidos por todos los ciudadanos, que salen de sus casas para no perderse estos eventos que, de verdad, emanan una magia especial.

Fuegos artificiales en Edimburgo - flickr.com, Matito

Fuegos artificiales en Edimburgo – flickr.com Matito

16. El “Tartan tat” (tartan de imitación) está por todas partes

Si alguien viene pensando en un souvenir con tartán incorporado que se relaje porque, tenga por seguro, que lo va a encontrar. Se encuentran en cualquier lugar, sobre todo los que venden a los turistas, que suelen ser imitaciones baratas de los kilts –falda escocesa- o pequeños Nessies con estampado escocés. Aquí se les conoce con el nombre de “tartan tat” y no son muy bien acogidos entre la población local ya que dicen que estas burdas reproducciones de su traje y estampado típico llenan las tiendas de la Royal Mile contaminando su identidad cultural y que la están convirtiendo en “Disneyland”. Así que, me pregunto yo si no deberíamos hacer lo mismo con los trajes y manteles de lunares que se venden a destajo a los turistas casi en cualquier comunidad española como si todas ellas fueran representantes de la cultura flamenca y como si todos los españoles fuéramos vestidos con ajuar, peineta, castañuelas y modulando cante hondo por doquier…

Tienda de Tartan en Royal Mile

Tienda de Tartan en Royal Mile – golfeurope.com Brandon Tucke (golfpublisher.com)

17. El Barrio de Leith no pertenece a Edimburgo

Aquí siempre dicen que, si eres de Leith, eres un “Leither”, cosa de la que se sienten muy orgullosos los del lugar. Leith es una zona de Edimburgo muy cercana al centro de la ciudad pero que hace ya mucho tiempo constituía una población a parte. Sea como fuere y sin que sirva de precedente, hoy por hoy todavía puede uno respirar el ambiente propio de Leith como una zona autónoma y, sobre todo, muy distintiva dentro de la ciudad. Aconsejamos se adentren en las profundidades de este barrio para poder tener una experiencia real de lo que este ambiente transmite, porque hay un punto, un punto muy difícil de apreciar, en el que, sin quererlo, habrán cruzado la frontera y se encontrarán sumergidos dentro de esta “República” separatista sin control fronterizo del que algunos, una vez lo traspasan, ya no vuelven a salir…

Para saber qué ver en Leith hemos hecho una pequeña ruta, la tienes en este post.

leith-view-port

Vistas del puerto de Leith – wikipedia.org zaian

18. Nunca confundirás el verde con el bermellón

Cualquier habitante de la ciudad de Edimburgo sabe que la gente de la zona de Easter Road y, de nuevo, Leith son aficionados a los “Hibs” (equipo de fútbol del Hibernian) que visten camiseta verde, y los de la zona de Tynecastle y Gorgie son incondicionales de los “Hearts” (Heart of Midlothian) con camiseta color granate. Estos son los dos equipos rivales de la ciudad y mejor será que no se encuentre en un pub en el que coincidan señores vistiendo las galas de ambos equipos…

Equipos de Fútbol del "Heart of Midlothian" bermellón e "Hibernian" verde - wikimedia.org

Equipos de Fútbol del “Heart of Midlothian” bermellón e “Hibernian” verde – wikipedia.org Rob Jones

19. Se puede visitar la casa donde se crió Robert Louis Stevenson

El impacto literario de Robert Louis Stevenson dejó una huella muy profunda tanto en los habitantes de la ciudad que le vio nacer, Edimburgo, como en muchos literatos posteriores que tomaron su obra como fuente de inspiración, entre ellos se pueden contar eminencias tan destacadas como el americano Ernest Hemingway o el novelista francés Marcel Proust. Hoy todavía se puede visitar la casa nobiliaria en la que residió la familia y el pequeño Stevenson en la zona más próspera de la ciudad, concretamente en la calle Heriot Row y que queda marcada con una placa conmemorativa en honor del afamado literato.

Casa de Robert Louis Stevenson - wikimedia.org, Kim Traynor

Casa de Robert Louis Stevenson – wikimedia.org Kim Traynor

20. Edimburgo está llena de tumbas dignas de visita

En esta ciudad pueden venir a peregrinar tanto economistas que deseen visitar al célebre creador de las bases del Capitalismo, Adam Smith, enterrado en el Cementerio de Canongate; los fans de la mala poesía no querrán perderse la tumba de “the poor poet”, William McGonagall, que también dio nombre a un personaje de Harry Potter y que se encuentra en el cementerio de Greyfriars; los amantes de la filosofía tienen visita obligada al Cementerio de Calton, donde se guardan los restos del empirista David Hume; para los admiradores de los relatos románticos también hay una tumba que guarda los restos del inglés Thomas de Quincey, autor de “Confesiones de un Inglés comedor de Opio”; incluso los apasionados por la ciencia se encontrarán entre los enormes salones del Museo Nacional de Escocia a la oveja más famosa del mundo, Dolly, disecada y dando vueltas en una vitrina.

Aquí os dejamos alguos pistas sobre los cementerios.

Tumba de David Hume - wikimedia.org, Carlos Delgado

Tumba de David Hume – wikimedia.org Carlos Delgado

21. Edimburgo es el paraíso para los amantes de la cerveza

En un estudio reciente se ha contado que la ciudad de Edimburgo tiene alrededor de 700 pubs, y lo curioso de esto y, sobre todo, la buena noticia para los “adictos” a la cerveza es que muchos de ellos fabrican la suya propia, por lo que las posibilidades son infinitas. The Brauhaus en Lauriston Place es un pequeño bar que cuida muchísimo de la cualidad de su producto, así como otros dos muy reconocidos en Lothian Road: el The Hanging Bat y el Red Squirrel, el Holyrood 9 en Holyrood Road, el BrewDog en Cowgate, el Bow Bar en Victoria Street o el Stockbridge Tap en Raeburn Place. De hecho, como indicábamos anteriormente cuando hablábamos de los curiosos olores que tiene esta ciudad, es porque también tiene su producto genuino fabricado en la propia ciudad, así que si quieren probar una cerveza de Edimburgo que sea la Caledonian, Innis & Gun, Belhaven o la Stewart.

Cerveza Innis&Gunn - wikimedia.org, Elliot Clowes

Cerveza Innis&Gunn – wikimedia.org, Elliot Clowes

22. Todavía se pueden ver los restos del “ladrón de cuerpos” William Burke

Este señor fue protagonista de una de las historias más macabras que hayan sucedido en esta ciudad, y mira que ha habido muchas. William Burke, junto con su compinche Hare (del mismo nombre), fueron dos inmigrantes irlandeses que se encargaron de encontrar cadáveres sin tener que mancharse las manos desenterrándolos en los cementerios de la ciudad. Sus terribles crímenes fueron descubiertos y la sentencia del señor Burke ha pasado a la historia por ser una de las más macabras, no tanto por la manera, ya que fue la tan habitual la horca lo que le mató, sino por la posterior exposición de su máscara mortuoria y esqueleto en la Facultad de Medicina de Edimburgo y pequeños objetos realizados con la piel que le fue literalmente arrancada del cuerpo.

Libreta hecha con la piel de Burke - wikimedia.org, Kim Traynor

Libreta hecha con la piel de Burke – wikimedia.org, Kim Traynor

23. Pueden encontrar no menos de 5 restaurantes con estrellas Michelin

No es tan fácil encontrar restaurantes que estén premiados con las prestigiosas estrellas Michelin en Escocia, por ello les nombraremos los 5 que pueden encontrar en Edimburgo: “Number One” en Princes Street, “21212” en Royal Terrace and Castle Terrace, “Restaurant Martin Wishart” en The Shore y “The Kitchin” en Commercial Quay.

Pollo Oriental Restaurante Martin Wishart

Pollo Oriental Restaurante Martin Wishart – greatbritishchefs.com saragbc

24. Se puede encontrar muy fácilmente una chaqueta de Smoking

Algo que nos sorprendería encontrar hoy día en España fuera del armarios de nuestros abuelos o en las colecciones de algún museo de moda en una exposición vintage, en Edimburgo lo tenemos en muchas de las tiendas de segunda mano que se estilan en la ciudad. Hay una concretamente que cuenta con dos locales y se llama “Armstrongs”, donde podrán encontrar los estilos más imposibles de épocas pasadas, pero donde seguro que pasarán un buen rato y podrán encontrar prendas para rememorar viejos tiempos.

Tienda Armstrong en Grassmarket - geograph.org.uk, kim traynor

Tienda Armstrong en Grassmarket – geograph.org.uk, kim traynor

25. Todavía no se domina el arte de la preparación de masa de pizza

Este es uno de los desastres que nos podemos encontrar en la puerta trasera de un restaurante italiano ficticio…

Masa de pizza en Edimburgo - foodbeast.com

Masa de pizza en Edimburgo – twitter.com  Alisa Burn-Murdoch

MariCarmen del Barrio

MariCarmen del Barrio

Posts

19 responses to 25 cosas que nunca sabrías sobre Edimburgo a menos que vivieras aquí

  1. que me encanta¡¡¡¡ enamorada estoy de Escocia desde que fui….. y que todos sois estupendos ….

  2. Muy inexacto.

  3. Jackeline Bravo 20th June 2016 at 1:09 pm

    Lei esta publicacion antes de viajar y me permitio ser una turista “mas conocedora”. Buen trabajo…! Gracias

    • Agustín Cascallana

      Hola Jackeline,
      Muchas gracias por leer nuestro post “25 cosas que nunca sabrias sobre Edimburgo a menos que vivieras aquí”. Espero que con este, pudiera disfrutar de Edimburgo de una manera más especial.

  4. Pablo Castro Barba 28th June 2016 at 12:30 pm

    Hola, no conozco nada de Escocia y estoy pensando en ir la primera semana de Julio que es la única que tengo libre este verano. ¿Es buena opción Edimburgo para unos cuatro o cinco dias?
    ¿Qué opciones hay de alojamiento barato? ¿existen las casas compartidas o de huéspedes? Fuimos así a Bruselas y fué un éxito absoluto con una mujer que era Irlandesa y alquilaba parte de su casa.
    ¿Vuela Ryanair a Edimburgo como opción barata de viaje?

    Gracias por el post. Un saludo.
    Pablo.

    • Agustín Cascallana

      Hola Pablo,

      Muchas gracias por leer nuestros post. Con respecto a su consulta, desde Viajar por Escocia, le podrán informar sobre todas las opciones para hacer tanto en Edimburgo, como en Escocia. Esta empresa realiza tours español por toda la geografía escocesa.

  5. Edward Tovar O. 3rd July 2016 at 6:17 am

    Hola, felicidades por el post.
    Soy de Perú y tengo una propuesta de trabajo en Edimburgo, quisiera saber el acerca del ambiente que se vive ahí, puesto que sería un cambio tremendo para mi, aunque de alguna manera también estoy muy emocionado.

    Saludos y gracias

  6. Me encanto este post. Estuve en Edimburgo en agosto de este año y quede enamorada. Gracias por explicar el olor tan especial que senti cuando llegue, justame te pensamos con mi esposo que podria deberse a las destilerias. Le pregunte al dueño de un negocio de whisky y no supo explcarlo. Claro! Al tercer dia ya me habia acostumbrado a ese olor particular. Una encantadora ciudad.
    Marcela ( Paraná. Argentina)

    • Agustín Cascallana

      Hola Marcela, muchas gracias por leernos. El caracter especial de esta ciudad se puede explicar de muchas maneras, pero, sin duda, visitando la capital de Escocia es como realmente te puedas sumergir en su ambiente y cultura.

  7. Saludos a todos los amigos de Escocia, espero visitarlos pronto.

  8. sugeidis cantillo 14th November 2016 at 1:32 am

    que rico me sentí como si fuese ido a escocia, muy buen documental acerca de este hermoso país, me lo propondré para el proximo año ya que es muy costos.

    Felicidades nuevamente por este documental..

    y que viva escocia..

    Sld.

  9. VIVIANA PLANELL 18th April 2017 at 4:57 pm

    Que lindo y emocionada estoy por lo que han dicho de esta maravillosa ciudad. en septiembre estoy viajando por esos hermosos lugares. Gracias por contarnos un poco de la ciudad. Abrazo desde Argentina.

  10. Hola felicidades por el articulo, me trasporte a ese país; tengo la intensión de tomar mi curso de ingles y me gustaría saber si es fácil conseguir apartamento para arrendar?

    • ¡Hola, Luz! La verdad que Escocia es un lugar perfecto para mejorar el inglés, especialmente porque así conocerás las características propias del acento escocés, al principio un poco difícil de entender al tratarse de una pronunciación mucho más cerrada y con palabras y expresiones propias del país. En cuanto al apartamento, si vienes a hacer un curso de idiomas, muchas de las escuelas ofrecen un servicio de alojamiento, además de que también puedes consultar precios y disponibilidad en las residencias de estudiantes que hay en la ciudad. También te recomendamos que revises las páginas de alquileres de casas o habitaciones, así como los grupos de Facebook dedicados a compartir este tipo de información. ¡Esperamos verte por esta tierra mágica!

Leave a Reply

Text formatting is available via select HTML. <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*